web analytics

En qué te beneficia o perjudica la independencia de Cataluña?

Mi posición sobre la independencia de Cataluña quedó clara en un post anterior, es sencilla. Pero más allá de ello, y desde el punto de vista práctico, me he hecho la siguiente pregunta. La independencia de Cataluña me perjudica o me beneficia?

De modo que despojándome de cualquier emoción nacionalista y arropándome con algo de ironía, he pensado en qué se vería mi vida afectada por la independencia de Cataluña; y en primera instancia la respuesta es: en nada. Seguiré teniendo el mismo trabajo mal pagado, trabajando en el mismo proyecto, pero no por méritos de ninguna empresa, si no por la desgracia de legislación laboral que hace que seamos la mano de obra barata de la ingeniería europea. Continuaré no llegando a fin de mes, tendré que seguir pagando por los servicios médicos que ya pago, mi fecha de jubilación se irá yendo cada vez más lejos, la educación de mis hijos será peor, salvo que robe algo para poder pagar un colegio privado, mi pensión será lo suficientemente grande como para poder subirme en ella y sacar comida de los contenedores, los políticos continuarán robándome y seguiré viéndoles decir las mismas gilipolleces para justificar su ineptitud y avaricia.

Así pues, tanto si Cataluña se independiza como si no, mi vida seguirá siendo la misma. Aunque, un momento. Si tenemos en cuenta que desde Madrid se trata de hacer todo lo posible por descapitalizar Cataluña, desmontar su tejido industrial, y hacer que todas las empresas posibles dejen de operar allí -inciso: vamos que parece que la intención que tienen es dejar Cataluña como si fuera el resto de España, es decir, hecha una mierda, que sólo les faltaría dinamitar infraestructuras con una nota que diga “joderos”, fin inciso-… Pues en ese caso puede que más empresas vengan al Parque Tecnológico de Andalucía, con lo que subirá la competencia por ingenieros con experiencia y eso se traduciría en una subida de sueldo. Además de que muchas de las empresas asentadas en Cataluña están más metidas en proyectos internacionales, con lo que mi experiencia actual ser vería recompensada, tendría mayor proyección profesional. Por otro lado, las bases de cruceros de Barcelona, se trasladarían a Palma, Valencia o Málaga, mejorando la calidad del turismo malacitano y eso seguro que revierte en el producto interior bruto de la zona. Eso siempre viene bien.

Por lo tanto, la independencia de Cataluña me beneficiaría.

Pero claro eso me pasa sólo a mi, o no. Repasemos:

  • Si eres un acérrimo seguidor del Real Madrid de fútbol (cientos de miles hay, oiga), que el Barcelona no pueda participar en la liga española, te beneficia. Puedes ganar casi sin oposición.
  • Si eres alguien que le gustan los toros, pues también te beneficia, porque Barcelona los tiene prohibidos, de modo que no te encendería la sangre saber que no puedes ir a ver cómo matan toros en Cataluña.
  • Si eres del PP, pues también te beneficia, porque teniendo en cuenta los trescientos y pico mil votos que consiguió en las últimas elecciones en Cataluña, vamos que si las elecciones no hubieran tenido en cuenta a Cataluña, hubiera tenido mayoría absoluta.
  • Si tienes dificultad para aprender idiomas, no sólo extranjeros, sino también españoles, pues mira, un idioma menos para aprender. Así te puedes centrar con más ahínco en otros idiomas españoles como el euskera o el gallego o el castellano.
  • Si sufres de catalonofobia, traduzco, que tu frases en referencia a Cataluña son del estilo “…esos hijos de puta…”, pues déjame que piense, también te beneficia. Ya sabes el dicho: “A enemio que huye puente de plata”, “Ojos que no ven corazón que no sufre”. Ya sería un país extranjero al que odiar, entraría en la categoría de Francia, Alemania e Inglaterra (Reino Unido para los que aprovecharon el bachillerato)

Si a esto le unimos que el buen patriota español es del Madrid, le gustan los toros, vota al PP, y no soporta a los catalanes, el resultado, es que los patriotas españolas deberían estar saltando de alegría con el anuncio de que Cataluña se quiere independizar. Son todo ventajas para ellos.

Pero no se alegran…quizás no hayan sopesado los pros y los contras de que Cataluña se vaya de España.

De modo que también me pregunté en qué me perjudicaría que Cataluña se fuera de España. En primera instancia me dio un pellizco el estómago, pensé “Oh cielos, ya no podría comer mi bocadillo favorito a media mañana: un pitufo a la catalana. Pero luego lo pensé mejor: el pan es mollete de Antequera, el aceite es de Jaén, el jamón de Huelva y el tomate de Almería”, de modo que no me perjudicaba nada. Me perjudica en el sentido de que conseguir cava catalán, o sobrasada, en definitiva productos de origen catalán y que en caso de escisión me iban a salir más caros; más que nada porque lo comercializaría alguna empresa alemana,bajo el nombre de Bünderburbujenvino, o Bündersobrassaden. O en el de ver deportes que me gustan en unas olimpiadas y que sin participación catalana no tendrían mucho empuje, como baloncesto, waterpolo, hockey. Bueno, creo que me perjudica, pero poco.

Ahora bien, a lo mejor hay gente que sí que le perjudica algo más la independencia de Cataluña.

  • Si eres un político corrupto, de los que le gusta pillar pasta o un puesto en el que no hacer nada durante tiempo, pues claro, pierdes un buen campo de acción. A nadie le amarga el dulce de las comisiones ilegales. Si yo careciera de escrúpulos quizás lo haría también.
  • Si eres alguien con problemas de adaptación social y que disipa la frustración que provoca el no dar para más, cantando canciones antiguas, y pegando gente porque piensa de forma diferente, pues vaya, te perjudica porque te quedas sin una excusa para salir a la calle a divertirte.
  • Si eres un periodista que saca beneficio alimentando conflictos porque la crispación vende y te lo pagan divinamente, pues vaya, te quedas sin un filón. Pero seguro que aparece algún tema nuevo con el que soliviantar al público. Algo sustancioso como si los cacahuetes de procedencia china provocan que la gente se vuelva de Podemos, por poner un ejemplo
  • Si eres un jefe de estado que no hay sido elegido en las urnas, por ejemplo un rey, pues claro, se te escapan millones de súbditos. Con lo que pierdes poder y prestigio, de modo que te perjudica que Cataluña se independice. Es lo que tienen las repúblicas que eligen en las urnas al jefe de estado y hay gente que prefiere vivir como reyes.

La verdad es que no son tantos aquellos a los que les perjudica que Cataluña se independice, muy ruidosos eso sí, pero no muchos.

Aunque lo más llamativo serían los casos en los que el póker de manipuladores, corruptos, violentos y monarca, resultara que fueran simpatizantes del PP, madridistas, adoradores de la tauromaquia y catalónofobos. Aunque en ese caso, más que curioso serían casos dignos de estudios psiquiátrico ya que al mismo tiempo una parte de ellos querría que Cataluña fuera independiente y la otra no. Esa tensión emocional podría desequilibrar las fuerzas unviersales y hacer que se independizara Soria y sin avisar.

Como todo este jaleo tampoco me va a cambiar la vida, vivo tranquilo, informándome por medios de otros países y usando la televisión para ver cosas realmente entretenidas en lugar de programas crispantes. Pero bueno que más se perdió en Cuba, bastante más cuando Portugal se independizó del Reino de León (aunque faltaban siglos para que fuera España) y mucho, mucho más se perdió cuando hicimos independiente a la República Saharaui, para que la invadiera Marruecos.

Sígueme en Feedly